Ayúdame a ponerme de pie. El acceso a la verticalidad como símbolo de maduración: dos casos clínicos